Facebook Twitter Google +1     Admin

decetinaychiton

Sea esta una nueva bitacora donde se puede y deben publicar rumores confidenciales o no, noticias de actualidad o de acontecimientos ya pasados o previsibles, que tengan algo que ver con Cetina, con sus gentes y con sus cercanias y lejanias, o que fueran de posible interés general. En eso estaremos.
Desde el 20-04-09 hay otra actualización de este blog en: http://decetinaychiton.blogspot.com

Archivos

Enlaces


Castillos y castellanos

20090611085857-castillo.jpg

EN SACO ROTO

Juan Dominguez Lasierra

Heraldo de Aragón

Lunes 8 de Junio

En Cetina, mi amigo Pedro Mancebo me lleva a ver el castillo-palacio de la localidad, famoso porque allí se casó Quevedo, aunque su estancia en el impresionante edificio solo durase tres meses, suficientes para que escribiera el genial escritor ve alguna obra. Prueba de que las delicias conyugales con la señora del castillo no le distrajeron excesivamente. Lo visitamos en compañía de su propietario, Manuel Bello. En Trasmoz, este pasado sábado, Manuel Jalón y Maite Ubide me invitan a visitar la mágica fortaleza, dueña de antiquísimas referencias históricas y de estremecedoras leyendas.

Ser dueño de un castillo en trance de extinción, o con notarias ruinas, tiene más de altruismo que de sentido de la posesión. Es como adoptar a un niño abandonado, desvalido, enfermo, y poner en él todo el empeño para hacerlo sobrevivir. Aunque sepas que nunca se recuperara del todo, que siempre quedará con secuelas irreparables.

En el castillo de Cetina, o de Quevedo, en reconstrucción desde hace años, solo ha podido ponerse en pie con toda dignidad la torre del homenaje. También en Trasmoz, la torre se alza orgullosa y reparada. Desde su altura se extiende un espectacular paisaje desde el que se divisan unos cuantos de aquellos viejos reinos que ahora llamamos autonomías. Pero mientras la fábrica de Cetina muéstra grandes zonas con reparaciones sin terminar o mal hechas -y bien que se queja Bello por la falta de generosidad del Gobierno aragonés, que ha paralizado obras con grave riesgo de hundimiento-, el de Trasmoz, que no conserva ya sino la torre y la muralla que circundaba el castillo, tiene un aspecto de digna ancianidad que proclama que hay que dejar la cosa como está, aunque aún presente lienzos de muro con huecos necesitados de reparación.

 

He disfrutado mucho de las dos visitas. Impresionante, eso sí, porque es estancia única, la capilla llamada de Quevedo -allí se casó el escritor-, con un retablo gótico espectacular, que está pidiendo a gritos su restauración o nos quedaremos en cuatro días sin él. Está avisado quien deba actuar.

 Cuando volvemos de la visita, me dice Jalón que no es éste el único castillo que ha comprado.

—Tenía otro, que lo regale al pueblo.

Ya ven que no es sentido de la propiedad lo que guia a estos compradores de castillos.

 

11/06/2009 08:58. decetinaychiton sin tema

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris